La Campaña Nacional

Don Joaquín Bernanrdo Calvo Mora

Con motivo de las publicaciones de la Comisión Investigadora de la Campaña de 1856-1857, se ha recordado el nombre del gran servidor público, que fue don Joaquín Bernardo Calvo. Pero las gentes, las nuevas, no se dan cuenta de que hubo dos personas que llevaron ese mismo nombre, y que las dos están vinculadas a la historia patria. El padre, don Joaquín Bernardo Calvo Rosales, el Ministro de Relaciones Exteriores del Presidente don Juan Rafael Mora. Le tocó redactar la larguísima y vibrante correspondencia relacionada con la Guerra de 1856-1857. Su hijo don Joaquín Bernardo Calvo Mora, hizo labor de historia y sirvió al país como representante diplomático en Washington.

Para aclarar la cuestión vamos a consignar las dos biografías. Hoy nos referimos a don Joaquín Bernardo Calvo Mora, o sea el hijo. El autor del folleto “La Campaña Nacional” que acaba de reproducir la Comisión de Investigación Histórica, que es una delegación de la Academia Costarricense de la Historia.

Tomamos la biografía de la importante revista “Páginas Ilustradas”, No. 27, año I, de 19 de julio de 1904. Es decir, reproducimos una biografía publicada hace medio siglo. Repárese en el interés de aquella publicación. Para las cuestiones históricas es fuente de consulta.

“Don Joaquín Bernardo Calvo Mora. Octavo hijo del matrimonio de don Joaquín Bernardo Calvo Rosales y doña Salvadora Mora Pérez. Nació en la ciudad de San José el 10 de julio del año 1851. A la edad de siete años hizo con su señora madre el aprendizaje de las primeras letras, pasando luego a una escuela privada. Después ingresó a la Escuela Pública regentada por don Máximo Jerez (ilustre profesor y político nicaragüense). Continuó sus estudios de segunda enseñanza en la Universidad de Santo Tomás, siendo rector el doctor don Lorenzo Montúfar (historiador, periodista y político guatemalteco, que sirvió mucho a Costa Rica). El año 1869 fue nombrado auxiliar de partido en el Registro de la Propiedad, y su jefe era el licenciado don José Joaquín Rodríguez, donde permaneció algunos años. Cuando se iniciaron los trabajos del Ferrocarril al Atlántico en el año 1871, don Guillermo Nanne lo empleó como ayudante de los ingenieros que fueron a hacer los estudios de la ruta que debía seguir el Ferrocarril de Cartago a Limón, permaneciendo en aquel puerto por algún tiempo. (Entonces, esa zona era muy insalubre. Los trabajadores debían reclutarse militarmente, porque la mayoría no regresaba). Después fue trasladado a las oficinas de la misma empresa en Cartago. Poco tiempo después, cuando el ferrocarril estaba en explotación, de aquella ciudad a Alajuela, fue nombrado jefe de estación en esta capital, permaneciendo en ese puesto hasta el año de 1876. Durante un año se dedicó al comercio. En agosto de 1877 se trasladó a Nicaragua, pasando enseguida a Guatemala y ti] ó su residencia en aquella capital, empleado en el Banco Internacional. De éste fue trasladado como jefe a la sucursal de Quezaltenango, y el 24 de junio de 1881 contrajo matrimonio con la señorita María de León,- hija de don Martín de León y doña Dolores Ramírez. Regresó a Costa Rica a fines del año 1882. Poco tiempo después (1883) desempeña el cargo de cajero del Banco Nacional, haciendo él mismo la liquidación de este establecimiento con motivo de la compra hecha por el doctor Antonio Cruz.

De esta ciudad regresó a Guatemala, pasando enseguida a la República de El Salvador, en donde fue empleado de la contabilidad del Ferrocarril de Sonsonate, de donde vino a Costa Rica. En agosto del año 1885 fue nombrado Gobernador de la Provincia de Cartago, desempeñando ese puesto hasta noviembre del mismo año. El 1» de enero de 1885 publicó el primer periódico diario de esta República, titulado “Diario de Costa Rica”, en compañía de los señores licenciado don Angel Anselmo Castro, licenciado don Rafael Montúfar y don Juan Fernández Ferraz, siendo su director y propietario. En agosto fue a Cartago como queda dicho, volviendo a San José en 1886, en cuya fecha se dedicó a coleccionar y editar sus “Apuntamientos Históricos y Estadísticos de la República de Costa Rica”. En el año 1887 fue nombrado Comandante de Policía, en esta capital, siendo el organizador de ese cuerpo. Luego ocupó el puesto de Registrador General del Estado Civil, instalando y organizando esta oficina. En 1888 fue nombrado Segundo Secretario de la Legación de Costa Rica en Washington para conocer del laudo arbitral de límites con Nicaragua, siendo el Ministro el licenciado don Pedro Pérez Zeledón, Primer Secretario don Federico Volio. Concluida esta misión desempeñó el cargo de Secretario de don Manuel Aragón, Enviado Extraordinario y Ministro de Costa Rica en el Congreso Panamericano. Luego volvió a Guatemala en 1889. En el año 1890 y por la administración de don José Joaquín Rodríguez fue llamado y enviado nuevamente a Washington como Encargado de Negocios de Costa Rica. Bajo la administración Iglesias fue elevado a la categoría de Ministro Residente (1896) y pocos meses después a la de Ministro Plenipotenciario, puesto que desempeña en la actualidad. En ese año fue comisionado por el Gobierno para representar a Costa Rica en la Exposición de Atlanta. Estuvo entre nosotros el año 1896 durante poco tiempo, de setiembre a noviembre. El año pasado fue con el carácter de Delegado al Congreso Panamericano reunido en México En 1904 vino de paseo a Costa Rica. (Con ese motivo publicó su biografía la revista “Páginas Ilustradas”).

Es el señor Calvo un hombre laboriosísimo y buen patriota como el que más. En los periódicos de diversas localidades de los Estados Unidos aparecen con frecuencia artículos debidos a su correcta pluma, y con el fin exclusivo de dar a conocer a Costa Rica en el extranjero. Casi no hay correo en que no lleguen a nuestro “Instituir» Físico-Geográfico” obras de gran importancia, especialmente de agricultura, enviadas por el señor Calvo, quien por lo demás goza de grandes consideraciones en el Cuerpo Diplomático y en la sociedad de Washington.

Como se ve, este distinguido costarricense honra altamente a su Patria”. Agosto 10 de 1954.

De Diario de Costa Rica

NOTA: El señor Calvo Mora falleció el 22 de noviembre de 1915, en esta capital. En “La Información” N° 3317, del día 23, se puede leer la nota necrológica. Fue un gran centroamericanista y por eso el año 1889 secundó al Secretario de Estado de Estados Unidos, James G. Blaine, en la organización del Bureau de las Repúblicas Americanas, institución conocida hoy con el nombre de Unión Panamericana.
F. M. N.


Relacionado:

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies